Fractales y arquitectura

Conclusiones

Roberto Serrentino

 La generación o la selección de un fractal sobre el cual se pueda conceptualizar el programa de necesidades del edificio tanto como su significación, simbolismo y estructura, implica definir un partido arquitectónico, es decir, la distribución básica de los elementos componentes del proyecto. Un camino posible, trabajando con fractales estocásticos o cualquiera que asemeje formas de la Naturaleza, consiste en que una vez descripto el propósito del objeto arquitectónico se lo confronte con un catálogo de fractales producidos previamente, y se proceda a elegir alguno en el que sea posible reconocer los grandes elementos del partido. Esta modalidad proyectual es la que denominamos desde la forma al propósito.

 Otro camino posible, consiste en generar un fractal más geométrico, a partir de un iniciador, un generador y un número de iteraciones, mediante un procedimiento iterativo, produciendo progresivas aproximaciones a la solución óptima concebida idealmente. Es un proceso de cotejo de diferentes descripciones de una misma definición, de un mismo modelo conceptual, respondiendo a la modalidad desde el propósito a la forma.

 Sin embargo, el camino ideal para el máximo aprovechamiento de ideas extraídas de una forma fractal, se presenta cuando se ha desarrollado la habilidad de reconocer que existen principios ordenadores que organizan la composición proyectada, verificando qué formas y espacios satisfacen el propósito requerido por las actividades, planteando la solución desde la estructuración sistémica de la forma y del propósito.

 La verdadera creatividad engendra nuevas formas coherentes a partir de patrones o ideas existentes. Una mente creativa no se somete a la aparente anarquía y aleatoriedad del caos, sino que intenta descubrir un orden consistente detrás de los más intrincados fenómenos del universo. Para inferir reglas claras de composición de formas, mediante su utilización como soporte geométrico de estructuras formales potencialmente arquitectónicas, los fractales que prestan utilidad en Arquitectura son aquellos que muestran características de riqueza formal después de un cierto número de iteraciones, antes de diluirse en polvo infinito o filamentos longitudinales que tienden a cero. Los fractales no son Arquitectura por sí mismos, pero pueden ser usados para crear Arquitectura, porque aportan diversidad sintáctica (principios de organización) y semántica (simbolismo y significación) en el planteo de partidos arquitectónicos, a partir de su forma, a diferentes escalas. De la misma manera que un pintor podría inspirarse observando formas en las nubes, o en un conjunto de manchas en una pared vieja, un arquitecto puede someter su imaginación y su memoria a un proceso que comienza en la imagen fractal (objetivación compleja), continúa en el ojo (observación), luego impacta en su cerebro estableciendo correspondencias con sus conocimientos sobre organizaciones espaciales arquitectónicas (conceptualización), visualiza una o varias posibles soluciones sometiendo sus ideas a un proceso heurístico consciente, de pasos sucesivos, retroalimentando su imaginación y su memoria (creación), hasta obtener como resultado una idea arquitectónica (arquitecturización). La asociación de la geometría fractal con el proceso de diseño cuenta con varias virtudes pero también con situaciones no resueltas. Sólo algunos aspectos de la Arquitectura son conceptualizables estableciendo una correspondencia entre factores morfológico-geométricos provistos por los fractales y el uso o actividades desarrolladas por el hombre. Se trata entonces de determinar cuáles son estos aspectos en fractales explícitos de su autosemejanza a diferentes escalas, y cuáles son las limitaciones que inevitablemente hay que enfrentar en una analogía morfológica tan arbitraria, pero tan rica en apertura imaginativa.

 26 escrito serrentino 01

El texto pertenece al libro Contribuciones a los sistemas de diseño, 20 años del Laboratorio de Sistemas de Diseño, Editor: Leonardo Combes, Ediciones Magna, Tucumán, 2003.
  • La primera parte de este artículo fue publicada aquí
  • La segunda parte de este artículo fue publicada aquí
  • La tercera parte de este artículo fue publicada aquí
  • La cuarta parte de este artículo fue publicada aquí
  • La quinta parte de este artículo fue publicada aquí
  • La sexta parte de este artículo fue publicada aquí
  • La séptima parte de este artículo fue publicada aquí

 La imagen de la portada pertenece a Jock Cooper http://www.fractal-recursions.com/

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada el septiembre 24, 2013 a las 2:14 am. Se guardó como Escrito y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: